sábado, 23 de abril de 2016

Lights of Taormina - Mark Knopfler


Lights of Taormina es una bellísima canción que pertecene al álbum Tracker de Mark Knopfler, del año 2015. En todos los discos de Knopfler siempre hay alguna canción que se me queda grabada por alguna razón. No necesariamente tiene que ser la que se oye más, o la que es elegida como promoción del trabajo, generalmente pasa lo contrario. Puede ser una canción que no es muy conocida, o que luego en los conciertos no es muy interpretada.
Quizá es lo que me pasa con Lights in Taormina, que además no parece tener una armonía demasiado compleja, más bien sencilla. Pero hay algo en ella que es una maravilla. Pulsando aquí, en este enlace, podemos ver uno de los secretos de la pieza: la Fender Stratocaster y cómo desliza en ella la melodía de los solos. Las notas brotan de ella con una genial belleza, un sonido que realmente enamora.
Otro de los aspectos que me encantan de la canción es la letra, muy interesante. Me sorprende pero también me entusiasma la temática elegida, una escena que parece ser del imperio romano. Además, me encanta la magnífica mezcla que se produce entre unos solos de guitarra que parecen del country o del folk, mezclado con el aroma costero de la isla de Sicilia, donde se sitúa Taormina, unido a un episodio situado en la historia antigua. La canción es así mismo un cuadro descriptivo, una escena que con pocas frases nos relata toda una vida de un posible soldado romano o gladiador. Empatizamos así mismo con el personaje, y nos vemos totalmente en la situación, aunque nunca hayamos tenido la fortuna de visitar Taormina, pudiendo haber perfectamente una analogía con cualquier episodio nostálgico que tengamos o del que seamos protagonistas.
En el vídeo de arriba podemos ver unas imágenes de campos manchegos, lugares que frecuento haciendo deporte, en momentos en que uno reflexiona y respira en actividades plenas. Quizá ese aroma nostálgico, pero a la vez bello, de esta canción acompaña en numerosas ocasiones en las que uno va consigo mismo a hacer deporte.
A continuación pongo la bellísima letra de la canción:

 

LIGHTS OF TAORMINA


There’s laughter in the darkness
Music floating in across the bay
He’s half listening and wondering
How he could have let her slip away
So long ago but still he wants to know
If anyone has seen her
And he’s sitting out in the night
Looking down upon the lights of Taormina
They were young and love was shining
Like the colours of the rainbow
Desire felt like choking
Love was smoking under the volcano
He can still taste her kisses
Sweet as the red wine from Messina
Now he’s sitting out in the night
Looking down upon the lights of Taormina
Seems like another lifetime
When they rambled along the shore
Seems like another lifetime
She used to call him her sweet señor
Maybe in another lifetime
On a pathway to the sea
Maybe there they’ll be
The crowd calls for the emperor
Raise their hands to hail another king
But he’s been so long a wanderer
Another crowd can never mean a thing
He came, he saw, he conquered
Ten thousand voices roared in the arena
Now he’s sitting out in the night
Looking down upon the lights of Taormina
He hears the chimes of history
Myths of gods and men forever ringing
Ancient dreams in all their mystery
Wars for Sicily and Spartan women
In the mists of antiquity
Ships of war set sail from Carthagina
Now he’s sitting out in the night
Looking down upon the lights of Taormina
Sitting out in the night
Looking down upon the lights of Taormina

Aquí podemos ver una traducción, que la he realizado siguiendo una inspiración que brota de la canción, aunque no sea una letra totalmente literal.

LUCES DE TAORMINA

Hay risas en la oscuridad,
y una canción que viene de la bahía.
Él escucha y se pregunta
cómo pudo dejarla escapar.
Hace mucho tiempo, pero aún quiere saber
si alguien la ha visto.
Y está sentado en la colina,
mirando las luces de Taormina.

Eran jóvenes y el amor brillaba
como los colores del arco iris.
El deseo estaba candente
y el amor humeaba bajo el volcán.
Todavía puede saborear sus besos,
dulces como el vino tinto de Messina.
Ahora está sentado en la colina,
mirando las luces de Taormina.

Parece otra vida
cuando paseaban por la orilla.
Parece otra vida,
cuando le llamaba su “dulce señor”.
Quizá en otra vida,
en un camino hacia el mar.
Quizá allí se encontrarán.

La multitud vitorea al emperador,
alza sus manos aclamando a otro rey.
Pero él ha sido tanto tiempo un nómada,
que los gentíos ya no significan nada.
Llegó, vio, conquistó.
Diez mil voces le jalearon en la arena.
Ahora está sentado en la colina,
mirando las luces de Taormina.

Oyendo las campanadas de la historia,
los mitos de los dioses y hombres se repiten constantemente.
Sueños antiguos en todo su misterio.
Guerras por Sicilia y mujeres espartanas.
Nieblas de la antigüedad,
y barcos de guerra que zarpan desde Cartago.
Ahora está sentado en la colina,
mirando las luces de Taormina.

Sentado en la colina, mirando las luces de Taormina.

1 comentario:

  1. Me pasa exactamente lo mismo con esta canción. Una joya.
    Gran post.

    ResponderEliminar